"El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor."

(Rubén Darío)

Miércoles, 16 Mayo 2018 22:34

Fukatsu

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Parece lejano ahora, aquel día en que me puse de pie y simplemente caminé, mis pies se hundían profundamente en el lodo espeso formado a partir de mis propias lágrimas y las cenizas de mi carne. Pero yo caminaba, aun intentaba seguir adelante y lo que en un comienzo parecería un torpe e infructuoso esfuerzo por avanzar dio paso a un andar liviano, lentamente me fui desprendiendo de una carga enorme,  el dolor del mundo dejó de ser mi dolor, por que avanzaba,  mis pies tocaban suelo seco y mis ojos ya no lloraban.

En algún momento deje el infructuoso motivo de salvar/ ayudar/ consolar al mundo, para dejarlo morir en paz y dejar de morir yo con él. En un momento, cerré la puerta al dolor, al desamor y  quien sabe cuanta mierda más y ya no hubo dolor, no hubo miedo, ni angustia. Lentamente esas sensaciones que tantas letras alimentaron se volvieron algo menos que un recuerdo, un algo insustancial que simplemente me permite reconocer algunas emociones.

Y me permití renacer,  ser otra, en mi nueva vida no había cabida para lágrimas o angustias,  poco a poco, las letras ya sin alimento, fueron muriendo, pues descubrí que la alegría y la dicha son más sabias y se guardan en puertas tibias como abrazos de niños y se esconden en sabanas calientes cargadas de besos húmedos.

Al renacer, mi nuevo yo encontró nuevos hobies, nuevos amigos y construyo nuevos sueños, lamentablemente algunos talentos, si es que se pudieran llamar así desaparecieron, para dar paso a otros más acordes al nuevo estatus de felicidad. La fluidez de la palabra se fue perdiendo, pues al parecer le gusta estar lubricada entre lamentos, mientras que a mí ahora ya no me nace llorar, tampoco escribir

Ahora que estoy bañada de luz, el eco de las sombras y los murmullos  oscuros que otrora me asustaran me parecen tan lejanos, las letras sangrantes ya no me erizan la piel, observo calmada los rastros de aquella vida como espectador indolente y suspiro, lamentando haber cargado mochilas tan inútilmente pesadas.

Soy feliz,  y es tan corto de escribir,  tan difícil de explicar… y tan delicioso de vivir, que no vale la pena ni siquiera intentarlo.

 

 

 

Leído 13 veces
Trysha

  • Soy Simplemente Trysh, la de siempre, pero con mas ganas y nuevos sueños.

"Me he hecho fuerte, pero a veces quiero volverme débil y que me protejas"...(Alma Rota)

 

Inicia sesión para enviar comentarios
HOMEFANFICS - Leer te hace libre © 2018 | Términos de Uso | . . . Diseñado por: Carlos Matamala V.